¿Qué es esto de la Ecología de la Humanidad?

Primereando, como le gusta al Papa, nos metemos con el medio ambiente al mismo tiempo que es publicada la esperada encíclica “La ecología de la humanidad” de Francisco.

DSC_1283

La creación y el respeto al medio ambiente son los temas del documento, no por nada eligió su nombre de pontífice y ya en su primera homilía dijo: “seamos custodios de la Creación, del designio de Dios inscrito en la naturaleza, guardianes del otro, del medio ambiente; no dejemos que los signos de la destrucción y de muerte acompañen este mundo nuestro”. Aquí sólo pretendemos hacer una primera aproximación a un gran tema.

Nuestras abuelas sabían cuál era la fruta de estación y no desperdiciaban; si se “pasaba”, se hacía dulce. Hoy en cambio tenemos todas las frutas siempre a disposición, desperdiciamos muchísimo y, sin embargo, ¿qué daríamos por dulces caseros, no? Pasaron un par de años y nos volvimos “consumistas”, palabra que podríamos decir que significa que “todo lo queremos ahora y sin importa de dónde viene, ni a dónde va”. No sabemos cómo se produce lo que compramos, ni tampoco sabemos a dónde va la gran cantidad de basura que producimos. Nos volvimos inconscientes y caprichosos. Desde shampués para una infinidad ridícula de tipos de pelo hasta la fruta que más te gusta, todo disponible todo el año. Nuestros caprichos tienen precio y alguien lo paga.

A través de esta nota, quiero invitarlos a pensar en la naturaleza y en los animales como hermanos que habitan la Tierra. Todo lo que hacemos tiene un impacto y es nuestra responsabilidad. Lo que hoy nos sale barato mañana nos va a salir caro. El tiempo de mirar con amor y generosidad nuestra casa es hoy. Si actuamos de manera inconsciente, somos no sólo egoístas con nuestros hermanos del planeta sino con nuestros seres queridos en unos pocos años.

Para los que les gusta el fútbol, la analogía sería que estamos perdiendo por 4 mil goles. Así está el planeta. No queda otra que parar la pelota y entender que lo que estamos haciendo no está bueno. Hay que replantearnos cómo vivimos porque esta crisis nos regala a la humanidad la posibilidad de reconectarnos. No es complejo lo que hay que hacer, hay que volver unos pasos atrás. Volver a…

1- Hacer las cosas con nuestras manos. La base de la sustentabilidad es hacer las cosas.

2- Charlar con el vecino. Es más fácil obtener soluciones con los que están más cerca. Se puede reciclar y producir en conjunto.

3- Trabajar la tierra. Plantar y tener una huerta.

4- Comprar productos locales. El concepto es que, cuanto más cerrado es el sistema, menor impacto tiene. Cuanto menos viaje tiene un producto para llegar al comprador, menor es la contaminación en transporte; el avión es el medio de transporte más contaminante. Además, es más fácil saber de dónde viene el producto y cómo fue elaborado. Esto permite, por ejemplo, conocer cuáles son las condiciones de los trabajadores. La gran cantidad de productos que vienen de China, por el viaje que hicieron, impactan nocivamente en mayor medida al planeta. Pero el concepto de sistema cerrado también se puede llevar a otras áreas; por ejemplo, es mejor para el medio ambiente plantar plantas nativas porque ellas están adaptadas y necesitan menos cuidados con químicos y menos agua.

5- Ocuparnos de la basura que generamos. Hay cooperativas que generan trabajo y a las que podemos alcanzar.

Dos conceptos

¿Qué es la obsolescencia del producto? La industria empezó a programar que los objetos duren lo suficiente como para que no perdamos la confianza en ellos, pero no más. ¿Qué es la obsolescencia percibida? La industria se apoya en la moda y el status que dan los productos para forzar la renovación.

Algunos datos

– En Argentina generamos, diariamente, un kilo de basura por habitante y el 50% es orgánico. Con una compostera en nuestras casas podríamos reducir a la mitad los deshechos que generamos. En www.rutadelreciclado.com se puede encontrar dónde están estas cooperativas.

– Se descubrió recientemente que en el mundo ya hay 5 islas de plásticos en donde convergen nuestros deshechos en el océano.

– En el mundo se tiran 10 millones de celulares por año.

Hábitos saludables, ¿qué nuevo hábito estás dispuesto a sumar? Algunas ideas…

– Transporte: si nos movemos en auto, tratar de compartir el viaje y no cargar nafta biodiesel. Ir en transporte público, caminando o en bici.

– Ropa: usar productos locales y de comercio justo que apoyan a la mano artesana y a la economía local.

– Alimentación: usá bolsas de tela. Para la economía local, es preferible comprar en almacenes; si podés, está bueno ir a ferias o mercados de comercio justo.

– Papel: la industria del papel es la más contaminante. Las hojas ecológicas impactan en menor medida.

– Proyectos sociales: fijate qué lugares hay en tu barrio para poder sumarte.

– Electrodomésticos: apagar los módems cuando no los usamos, porque la radiación que producen es muy alta.

 Palabras para pensar

Papa Francisco: “Cultivar y custodiar la creación es una indicación de Dios dada no sólo al inicio de la historia, sino a cada uno de nosotros; es parte de su proyecto; quiere decir hacer crecer el mundo con responsabilidad, transformarlo para que sea un jardín, un lugar habitable para todos”.

 Algunos tips:

– Youtube: hay material muy claro de la ONG www.storyofstuff.org, entre ellos, el video “La historia de las cosas” o “La historia de los fósiles”. También, el documental Earthlings que habla sobre las pruebas en animales.

– Mercados: Sabe la Tierra es una feria que está en la estaciones del Tren de La Costa de San Fernando, Vicente López y Tigre. Todos los productos respetan la Tierra.

-Webs: www.dondereciclo.org (para saber qué hacer con lo que ya no te sirve) y www.fundacionreciduca.org.ar (reciclan cartón, plástico y aceite).

Una pregunta para terminar

¿Qué necesitamos de lo que tenemos?

Bienaventurados, 2015.

¿Qué es esto de la Ecología de la Humanidad?
Tagged on: